Conviértase en un patrón de casas de Victor Hugo

Un mecenazgo a imagen y semejanza de Victor Hugo para preservar su casa. Al igual que todos los museos de hoy en día, la Casa de Victor Hugo hace un llamamiento al mecenazgo para financiar sus actividades e incrementar sus colecciones. Unas colecciones que también le pertenecen. ¿Pero debe hacerlo como «el resto de museos»?

Los cuadernos de Victor Hugo están repletos de anotaciones donde consigna las innumerables aportaciones económicas que donaba casi a diario a los necesitados. El importe de sus donaciones se calcula que correspondía al 30% de sus ingresos. En Hauteville House, instituye el día de la cena de los niños pobres de Guernsey, en el que da de comer hasta un total de cuarenta niños y niñas.
En homenaje a la generosidad de Victor Hugo, al museo le gustaría invitarle a compartir su generosidad eligiendo entre un mecenazgo patrimonial y un mecenazgo social, asociando cada donación hecha al museo a una de las causas de lucha de Victor Hugo: contra la miseria, en favor de la educación.... Hablémoslo.
Tanto si es una empresa como una fundación o asociación, puede hacer una donación tanto al museo de París como de Guernsey en función del tipo de mecenazgo que prefiera:
•    Mecenazgo en especies: donando una obra, por ejemplo.
•    Mecenazgo de prestación de competencias: desarrollando nuevas actividades culturales o aportando su experiencia y conocimientos a la ejecución de obras o restauraciones.
•    Mecenazgo financiero: donando una suma de dinero para un proyecto de adquisición o restauración de una obra o de la decoración de Hauteville House.

Si participa en una adquisición o restauración, en la publicación de una obra o en la programación de una exposición o de actividades culturales, obtendrá a cambio ventajas fiscales y una visibilidad excepcional.

Gracias al actual régimen fiscal:
Si es usted una empresa, con una donación de 20.000 € gasta realmente sólo 3.000 €: reducción del impuesto de sociedades de hasta un 60% del valor de la donación.Contrapartidas de hasta el 25% de su aportación; el coste neto final únicamente será del 15% del montante inicial de la donación.
Si es usted un particular, con una donación de 100 € el valor real de su donación es de 34 € y a cambio se beneficia de una reducción del impuesto sobre la renta equivalente a un 66% del valor de la donación hasta un límite del 20% del ingreso imponible, es decir, de unos 66 € por 100 € donados.