Ecce Lex (El ahorcado)

  • Victor Hugo

  • 50,8 x 34,9 cm
  • [1854]
  • Pluma y lavis de tinta parda sobre lápiz grafito, tinta negra, carboncillo sobre papel verjurado.
  • MVHP D 0967
  • Casas de Victor Hugo, París-Guernsey

Durante su exilio en Jersey, Victor Hugo se conmueve profundamente con la condena a muerte de John Charles Tapner, habitante de la isla vecina de Guernsey, contra la que protesta y pide una gracia que nunca llegó a obtener: el condenado es ahorcado el 10 de febrero de 1854. Victor Hugo realiza entonces cuatro dibujos que representan un ahorcado demacrado en la horca. El museo conserva dos dibujos Ecce y Ecce Lex, mientras que los dos restantes obran en poder del Museo de Bellas Artes de Budapest y del Museo del Louvre.
Parece ser que Ecce Lex revistió una gran importancia para Victor Hugo porque siempre lo tuvo colgado cerca de él: en su dormitorio de Marine Terrace en Jersey, en su despacho abuhardillado de Hauteville House, antes de la construcción del mirador como así lo atestigua una fotografía, y en el taller con vistas al jardín. Tras fallecer el poeta, el dibujo fue colgado seguramente en la sala de billar donde permaneció hasta 1987, año en el que se produjo la donación de Hauteville House. El dibujo fue trasladado a la Place des Vosges en 1985 por motivos de conservación.
Al principio de la novela El hombre que ríe, el encuentro de Gwynplaine con el ahorcado vuelve a tratar este tema, proporcionándole un equivalente literario y una profunda meditación sobre el cuerpo torturado. Junto con Justitia, donde una cabeza decapitada flota frente a la guillotina, Ecce Lex es sin duda el dibujo más emblemático de la incesante lucha de Victor Hugo contra la pena de muerte.

Autor de la nota : Gérard Audinet